Cómo colorear mandalas. ✍Ten en cuenta estos consejos

Tanto si te estás preparando para tu primer mandala como si ya has coloreado muchos, vamos a enseñarte “Cómo colorear mandalas“.

Diferentes colores para mandalas

“Todo mandala  coloreado es perfecto; cuando estamos pintándolo, estamos ya en el camino de la perfección”.

¿Quién dijo que colorear mandalas era sólo cosa de niños?

No estamos acostumbrados a que algo tan natural como el dibujar, o pintar un dibujo, pueda ser un asunto de adultos. Les hemos ido dejando ese papel lúdico a los más pequeños sin darnos cuenta de que todos llevamos un niño dormido dentro, que desea despertar, y ver la vida de colores.

Pintar mandalas tiende a centrarnos, nos devuelve al momento del aquí y del ahora y  favorece nuestra concentración interior. Dirige nuestra mirada hacia lo esencial, hacia lo importante, y sobre todo te brinda la oportunidad de encontrar un espacio y un tiempo para ti, y poder disfrutarlos en perfecta armonía.

Puede que sea la primera vez que lo hagas o puede que ya seas un aficionado aventajado en el arte de pintar; Lo importante es seguir siempre una misma pauta, crearnos un hábito a la hora de emprender este maravilloso viaje hacia el interior. Comencemos pues, ¿estás preparado?

cómo colorear mandalas con rotuladores

 

CÓMO COLOREAR MANDALAS EN 5 PASOS:

Existen ciertas recomendaciones que debes tener en cuenta antes de comenzar con la actividad:

  • Cuando coloreas un mandala siempre ha de ser una actividad completamente libre.
  • No empezar un nuevo mandala hasta haber acabado con el anterior.
  • Trabajar con la luz del sol o en lugares muy iluminados.

Una vez aclaradas estas recomendaciones básicas te muestro los pasos a seguir:

1.- ELEGIR EL LUGAR PARA PINTAR.

Buscaremos un lugar tranquilo y  aislado (esto te permitirá acceder mejor a tus sentimientos). Lo ideal será que siempre lo hagamos en el mismo lugar, concediéndole a éste un carácter especial e íntimo. Procura pintar en una habitación soleada o con buena iluminación.

Puede resultar muy relajante acompañar la actividad  con música, ya que ayudará a que nos volvamos más receptivos a nuestro ritmo interno, dejándonos llevar así mejor por nuestra intuición y coloreando las formas según nuestro estado de ánimo.

2.- ELEGIR EL MANDALA.

Elige en mandalas para colorear

La  elección del modelo debe ser ante todo algo personal, nunca algo estricto; al principio debemos guiarnos por la intuición y elegir uno que atraiga nuestra atención.

Para guiarte en tu elección puedes seguir estos consejos:

  • Al principio, decántate por las formas grandes.
  • Si quieres aliviar el estrés o el cansancio, escoge las figuras pequeñas.
  • Para elevar el ánimo elige formas circulares.

Puedes hacer una visita a la sección de mandalas para colorear e imprimir uno gratuitamente.

3.- ELEGIR LOS COLORES. (Cómo colorear mandalas).

Elegir los colores adecuados para colorear mandalas

Decidimos ahora si queremos utilizar lápices de colores, ceras, acuarelas etc.
Una vez tomada esa decisión, dispondremos el abanico de colores sobre nuestra mesa, observaremos primeramente el dibujo en blanco y dejaremos unos minutos que este se llene de colores en nuestra mente.

Es importante sincerarnos a la hora de elegir los colores y dejar que nos influyan nuestros sentimientos, ignorando el sentido de la estética. Solo de esta manera, el resultado final procederá de nuestro subconsciente.

4.- COLOREAMOS EL MANDALA.

paso a paso coloreando mandalas

Empezamos con los colores que más nos han atraído, y tratamos de no pensar mientras coloreamos, dejando así que el color se esparza por el papel.

El ojo, la mano y el subconsciente serán los protagonistas.
Si lo que deseamos es mostrar cómo nos sentimos, empezaremos a colorear de dentro hacia los bordes. Si lo que pretendemos es centrarnos, aclararnos la mente, lo haremos de fuera hacia dentro.

Quizá en algún momento sintamos que el color elegido no nos está gustando demasiado; es mejor evitar razonar en exceso, concentrarse en seguir coloreando y permitir que los colores surjan por si solos. De esta manera, una vez terminado podremos interpretar nuestro estado anímico.

5.- AUTO-REFLEXIÓN FINAL. Mandalas coloreadas.

mandala coloreado

Es importante dedicar unos instantes a observar nuestro dibujo terminado, verlo en conjunto, con todos sus colores. Este simple acto de observación nos transmitirá la energía del mandala y toda su belleza. Podemos anotar, si lo deseamos, unas palabras sobre cómo nos sentimos, o simplemente lo que nos evoca. No es necesario hacer una gran disertación al estilo de Carl Jung.

Si ya has aprendido cómo colorear mandalas, puedes contarnos cómo te has sentido y puedes compartir tu experiencia con nosotros a través de los comentarios, o tal vez quieras aprender cómo dibujar mandalas. En este enlace encontrarás un tutorial paso a paso para crear el tuyo propio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *