Beneficios de los mandalas. Descubrelos si ya los coloreas.

Los beneficios de pintar o colorear mandalas son múltiples, y en los tiempos que nos ha tocado vivir, llenos de prisas, falta de tiempo, y desorganización, no es de extrañar que la ansiedad sea uno de los estados que más escuchamos padecer a las personas, entonces, ¿por qué no utilizar esta herramienta para bajar esos niveles de estrés y funcionar mejor en nuestro día a día?

horizonte zen es un beneficio de pintar o colorear mandalas

 

Aquí te hablaré hoy de 7 beneficios que nos aporta colorear/crear mandalas:

¿ Beneficios de pintar o colorear mandalas ? Si, son Beneficiosos.

Estos son los beneficios de pintar mandalas en adultos y también para niños son terapéuticos como nos iluminaba el desaparecido Carl Jung.

  • CREA SILENCIO EN LA MENTE

El hecho de que un mandala pudiera aportarnos silencio me pareció sumamente interesante, porque vivimos inmersos en la cultura del ruido. Desde que empezamos a funcionar por la mañana hasta que nos acostamos por la noche parece que no disponemos de un momento de silencio, pues bien, sentarse a colorear un mandala puede llevarte a un espacio de SILENCIO. Todo se para, el ruido y nuestros pensamientos se disipan y entra en juego una atención sobre el dibujo y los colores, sobre tus manos coloreando, y tus ojos observando como florece el mandala armoniosamente. 

  • MEDITACIÓN ACTIVA

Colorear, crear u observar  un mandala nos lleva a un estado de meditación activa. Nuestros sentidos están enfocados en realizar el dibujo,y los pensamientos fluyen a un ritmo más lento , no les prestamos demasiada atención, el resultado final es un espacio de quietud y serenidad mental muy reconfortantes.

  • CREATIVIDAD

El mandala tiene  un propósito de creación, de dar a luz algo que no existía antes. Y lo mejor de todo es que cualquiera de nosotros podemos realizarlo porque todos somos artistas y creadores de nuestra propia vida. La expresión artística a través de la pintura ejercita nuestro pensamiento activo, nos conecta a las emociones y podemos canalizar lo mejor de nosotros hacia los demás.

 

  • DESARROLLO PERSONAL

Cuando trabajas con un mandala, tu mente se desconecta durante un tiempo; es un tiempo dedicado exclusivamente a ti mismo, te permite conectar con tu verdadera esencia, libera tu energía atrapada, en definitiva,  te re-equilibra.

Leí en un artículo que un mandala representa una especie de mapa del cosmos: Corolearlo, crearlo y meditar sobre el nos puede ayudar a descubrir quienes somos y cual es nuestro propósito en el mundo, llegar a ese centro que es nuestro “yo”, el microcosmos.

  • RELAJACIÓN

Los mandalas nos ayudan a entrar en una profunda relajación. Al centrarnos en nuestro interior experimentamos sensaciones agradables de paz, belleza y armonía. La tensión tiende a bajar y también se aquieta nuestra frecuencia respiratoria.

  • PACIENCIA

Colorear un mandala nos habitúa a desarrollar un determinado tipo de paciencia. La persona que está coloreando pareciera que lo hace a las “órdenes del mandala”, pero en realidad también va ella a la orden de su espíritu, ya que se va colocando cada cosa en su lugar. No se trata de llegar a ningún lado ni hacerlo a toda velocidad, El camino en sí es la Meta.

  • ESPACIO Y TIEMPO AQUÍ Y AHORA

Un mandala nos devuelve inevitablemente al presente, a ese lugar donde siempre estamos, pero que olvidamos habitar debido a nuestro ajetreo diario. Coloreando un mandala somos presencia y somos consciencia de esa existencia, tan pura, tan simple y tan obvia que acabamos por olvidar.

Si quieres aprender a dibujar tu propio mandala aquí tienes un tutorial para saber cómo dibujar mandalas paso a paso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *